Welcome to our website !

Otro capitulo mas

By lunes, diciembre 12, 2016



Interrumpimos nuestra transmisión navideña
para disfrutar de esas cosas que solo los muebles con historia
nos pueden ofrecer...




Historia contada por sus marcas y cicatrices ...









Una historia que se manifiesta en capas
y que para poder entender hay que pelar como una cebolla.

Este silloncito victoriano esperó pacientemente que le llegara su turno.

Debajo de la tela lisa que mostraba el asiento,
me encontré con una
pequeña historia ilustrada de los últimos 70 u 80 años 
de la moda en tapicería.
Polyester floreado 
seguramente con alguna intención de modernización...




Clásico Gobelino para un look muy neutral y serio...




Debajo de una capa de espuma reseca,
un diseño que en algún momento fue un violeta audaz...




Mas abajo,
uno a cuadros en tonos neutros




cubriendo lo que debe haber sido una 
"época de vacas flacas":
y que hizo imprescindible recurrir a la arpillera,
prueba de "que todo vuelve!"




Cuando llegué a la crin (material usado antiguamente por su bajo costo)
supe que ya estaba cerca del final...










La historia llegó a su fin
cuando llegué a los resortes...





y ya había llenado 5 bolsas de basura de esas negras enoooormes.

No fue un trabajo fácil y por eso tardé tanto en dedicarle tiempo
pero yo sabia que valdría la pena.





El  asiento nuevo fue cortado a medida
y esta vez utilicé goma espuma de alta densidad y guata
porque resulta muy duradera y cómoda...




Pero 
la Pièce of Résistance,
la Frutillita del Postre.
fue esta tela de Ikea con diseño super original y actual
en blanco y azul marino
que ayuda a escribir otro capitulo en la vida de este silloncito victoriano






















Hay ciertas historias que merecen ser 
re-escritas
re- interpretadas
pero por sobre todas las cosas
re-vividas...


no te parece?




Ahora podemos volver a nuestra habitual programación navideña...

You Might Also Like

13 comments

  1. Decime que guardaste aunque sea un pedacito de arpillera! Aunque calculo que debe estar bastante deteriorada...Totalmente re-vivo ese sillón!

    ResponderEliminar
  2. Cuando he comenzado a leer, pensaba que nos ibas a mostrar muebles y objetos decorativos antiguos, y lo primero que he reparado ha sido en el suelo. Pero cuando he comenzado a ver que lo ibas a reinventar, me he puesto mas atenta, madre mía, que de historia guardaba en su interior, cuantas etapas de su vida, cuanta gente se habrá sentado en el y como vivirían, cuales serían sus alegrías , sus penas... llevaba puestas todas las caretas de lo que había sido. Y hoy tu le has regalado una nueva vida, es estupendo, tienes que sentir un subidón de adrenalina cuando lo viste terminado. Ha quedado precioso, nunca habría sido tan atrevida de poner esa tela, pero me requeteencanta. Está perfecto!
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  3. Te imaginas cuando tu tataranieta hago el mismo trabajo que vos y encuentre tu telita de ikea abajo???? que emocion, eh? Nunca se te ocurrio, en algun trabajo, dejar algun mensajito, onda botella en el mar, para el que se tome el trabajo que hoy hiciste vos, en el futuro lo encuentre??? Me acabo de dar una super idea a mi misma!!!! jejejeje (soy muy ñoña con estas cosas y me encanta!! cuando era chica siempre dejaba una cartita escondida en los lugares que ibamos a vacacionar....cuantos recuerdos me acaban de caer encima!!!!)

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya si revivió, Marce!
    Me ha encantado ver como cada capa del asiento daba paso a otra anterior (supongo que a ti no te haria tanta gracia tener que retirarlas) y ese mimo y amor con el que has ido trabajando.
    La nueva tela y el nuevo color le han dado mucha luz y esas reparaciones estructurales lo han dejado listo para que le vengan muchos años más.
    Siempre es un placer verte trabajar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Un paréntesis navideño precioso Marcela!!. Me ha encantado el acabado que le has dado a este mueble..............esa tela y ese color blanco decapado le sientan fenomenal ;-). Y lo mejor ha sido ver esos enormes muelles.............nosotros tenemos unos cuantos por casa, que encontramos en unas viejas sillas y les hemos dado un uso preciosos..............aunque aún no los hemos enseñado en el blog..........estoy deseando saber para que los vas a utilizar tu ;-D

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Hermoso Marce! y además emocionante eso de ir descubriendo las "capas de historia" que tenía!
    Se nota que fue muy "vivido" y ahora vuelve de nueve al ruedo renovadísimo!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué hermoso trabajo, Marcela! Nos ha encantado el contraste de la tela, tan actual y divertida, con las líneas clásicas del mueble; ¡forman una pareja de cine!

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué feliz sería teniendo ese banquito en mi comedor! Apasionante la historia con las telas... Un besote.

    ResponderEliminar
  9. QUEDO PRECIOSO DE PELICULA PERO QUE TRABAJO!!!
    MUY LINDO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  10. ¡Cuántas capas! Cada una contando sus historias, seguro! Y la siguiente historia la contará en blanco y negro. precioso!
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  11. Precioso Marcela, te ha quedado expectacular, me encantan los muebles con historia y este tuyo es una pasada de bonito.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Precioso Marcela, ya puedes volver tranquila a la Navidad porque has hecho un post divino

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...