Welcome to our website !

Finde Frugal 150

By viernes, noviembre 11, 2016



Puse la cabeza en la almohada
 más temprano y más cansada que de costumbre.
Sabia que Cami ya había llegado,
sabia que Edu estaba abajo terminando de ver la película
y cuando escuché las pisadas de Mathias en la escalera
supe que todos estábamos donde teníamos que estar:
en casa

Fue ahí que me vino a la cabeza esa frase que muchos usan:
"mi lugar en el mundo"
y con los parpados pesados de sueño
traté de descifrar cual era el mio.
hmmmm...difícil de decir. 

Como el caracol,
muchas veces anduve con la casita a cuestas....





Y no es porque no eche raíces, no














...pero mis raíces parecen acostumbrarse a diferentes tierras
en diferentes momentos de mi vida.... 










Parecen tener adaptabilidad.











No tuve necesidad ni fuerzas para pensar mucho más.

En ese instante, 
con la paz que da saber que están todos bien,
cerré los ojos y me dormí.














No se si fueron los pensamientos de la noche anterior
pero a la mañana siguiente
me desperté sabiendo exactamente que hacer
con los caracoles que me había traído Maria de la costa...








De repente,
se habían convertido  en un buen lugar donde hechar raíces.





Habrán encontrado los brotes de las suculentas su "lugar en el mundo"?










Nos leemos el Lunes....







You Might Also Like

37 comentarios

  1. Precioso todo, la idea de los caracoles, la bandeja, las fotos... todo! feliz fin de semana!!! besicos

    ResponderEliminar
  2. Totalmente identificadas con lo que nos cuentas!
    Y qué decir de esos caracoles y la tabla bandeja! Amor total Marcela!
    Disfruta del finde,besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado Marcela, las fotos, el relato, las caracolas, con preciosas y quedan fantásticas con esas plantitas. Feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  4. Como te entiendo con lo que comentas de encontrar tu lugar en el mundo.........durante una época en mi vida también lo busque hasta encontrarlo ;-). No creo que esas suculentas encuentren un lugar mas bonito donde echar raíces que esas preciosas caracolas..........si yo tuviera mano para las suculentas!! ;-(

    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  5. Hermosa reflexión Marce!!!
    Así como hermosa esa bandeja rústica y los caracoles portando las suculentas, ummmm.....Me ha encantado, todo un regalo para la vista, graciasss!!

    Menchu
    Un Pedacito de Luna

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué post tan relajante, Marcela! Nos han entrado ganas de dormir con esa tranquilidad y suave cadencia que emiten del mar las caracolas. las plantas han encontrado en ellas un buen lugar donde arraigar. Una frugalidad preciosa y que copiaremos sin dudar.

    Besos mil de las dos y feliz fin de semana.

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que cuanto todos estamos donde debemos estar, las madres descansamos mas tranquilas. Esos cactus estoy segura de que se sentirán en casa con tan bello entorno y ubicación. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Las suculentas son mis nuevas amigas y las únicas que me sobreviven!!! Que recipientes más chulos las has buscado!

    ResponderEliminar
  9. Qué bonitos pensamientos antes de dormir y qué preciosa composición surgió de ellos por la mañana.
    Tienes suerte de ser fácil de enraizar, hay gente a la que le cuesta años, y no siempre lo consigue... en cambio, tú eres como las suculentas seguramente. No necesitan demasiados cuidados de fuera para enraizar y subsistir tan contentas.
    A propósito de tus palabras, imagino que habrás visto la película "Un lugar en el mundo"... una genialidad que he visto no sé las veces ya.
    Un beso fuerte, Marcela, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Que bonita sensación, me ha encantado leerte y las nuevas macetas de las suculentas son de los más original.
    Feliz finde

    ResponderEliminar
  11. Intimamente emocionada, una especie de gozo expansivo recorre mis entrañas de madre mientras voy leyendos tus palabras. Se lo había oído a mi madre, pero no lo comprendí hasta que tuve mis propios hijos. Ahora, en esas noches en las que sé que estamos todos, y todos estamos bien, me gustaría parar el mundo, atrapar esa sensación de tranquila plenitud y quedármela para siempre. Agua, aire, tierra y fuego, se unen en perfecta conjunción en tus caracolitas-madre acogedoras. A buen seguro alguien estará pensando, qué dijo esta loca, cuatro elementos... si sólo hay tres. No... no se equivoquen, agua, aire, tierra y... y fuego: ¿o acaso no es puro fuego el corazón de una madre?

    Abrazotes gordotes y feliz y acogedor finde

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué uso tan original para estas bellísimas caracolas! Las suculentas han encontrado su hogar cuán cangrejito ermitaño. Una ambientación de lujo para este finde frugal, Marce.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Que bonita reflexión Marcela, con el corazón en la mano te diré, que soy una persona inquieta, y con muchas ilusiones, pero cuando fuí madre supe claramente "cual era mi lugar en el mundo", los dos mayores viven en otra ciudad, pero cuando vienen mi hogar se alegra, hay un brillo chisporroteante, por toda la casa, y al acostarme entro en sus habitaciones y no se por qué, pero tengo la costumbre desde que eran pequeños de contarlos, uno, dos , tres y cuatro, están todos... ya puedo descansar con una plenitud que no puedo explicar, creo que tu sabes perfectamente cual es tu lugar en el mundo, y que haces lo que te gusta y lo haces genial, para mí eres una gran maestra, una fuente de inspiración, y creo que tus suculentas estan felices con su nuevo hogar, tan cálido y acogedor como el que les has proporcionado.
    Un besazo amiga!

    ResponderEliminar
  14. que bonito escribis Marce! tus palabras me emocionan, me dan felicidad. Me senti muy identificada... cuando los chicos llegan y ya estamos todos en casa... esa paz que se siente.. esa sensacion de plenitud y felicidad... Hermoso proyecto los caracoles con las suculentas...Buen finde

    ResponderEliminar
  15. Bellísimas caracolas. casi tan bellas como tus palabras. Te entiendo a la perfección .
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  16. Preciosa reflexión Marcela, tanto como esas bellas caracolas a las que has dado ese uso tan perfecto.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. Qué arte Marcela! Me parecen encantadoras las conchas macetas. Son diferentes. Únicas. Y las suculentas quedan genial en macetas atípicas.
    Todavía no me acuesto pensando donde andan los componentes de la familia... Pero algún día llegará.. y estoy segura que dormiré tan poco como ahora que casi siempre colecha alguno con nosotros.
    Besos y bien Finde

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito lo describes Marcela, qué paz y tranquilidad da acostarse con todos recogidos en casa!. Y desde luego tu sueño fue muy reparador e inspirador, qué genial ocurrencia usar las caracolas como macetas, excelente sitio para echar raíces!. Muy lindas imágenes, y atrezzo, me chifló todo!.
    Qué tengas un estupendo, y feliz finde!

    ResponderEliminar
  19. Me encantan esa conchas convertidas en macetas!!
    Muchos besos!! Helena

    ResponderEliminar
  20. Que bonito todo Marcela, las fotos , las conchas, la reflexión....
    Que pases un bonito finde y un besazo

    ResponderEliminar
  21. ¡Excelente idea Marcela! Me gustó!!! Cariños...

    ResponderEliminar
  22. ESA BANDEJA!!!UN AMOR ME ENCANTA.
    TODO ESTA PRECIOSO.
    MIRASTE MI BLOG??FERIA DE ANTIGUEDADES UN PECADO MORTAL;)
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  23. No sé cómo lo haces para que entremos en situación y conseguir que vivamos contigo momentos como el que hoy nos cuentas y que te han llevado a hacer esos pequeños maceteros para suculentas a partir de caracolas marinas. Sobre la original bandeja y en tu salón, no tanto las paredes que lo acogen como tus cosas y creaciones son las que, creo yo, hacen tu hogar y tu lugar en el mundo, Marcela.
    ¡Gracias por compartirlo! <3

    ResponderEliminar
  24. Que te puedo decir?.... GRACIAS X TANTO MARCE ! Beso enorme.

    ResponderEliminar
  25. Me ha encantado la reflexión y la relación que tiene con los caracoles.

    ResponderEliminar
  26. Precioso, un encanto de decoración y bellas las fotos, todo el conjunto se ve hermoso. Abracitos

    ResponderEliminar
  27. Que preciosura todo, la bandeja, las carocolas,las suculentas no encontraron un lugar mejor ..... me encanta y me produce una paz increible!!
    Besos y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  28. que hermoso Marce! quedan divinos los caracoles. Besos!

    ResponderEliminar
  29. Este post si queres lo podes vender en grageas... es Energizante, Vigorizante y Descontracturante.
    Hermoso todo !!
    Buen finde

    ResponderEliminar
  30. Pero qué bonitoooooooo!! ay por favor sólo a ti se te ocurren estas ideas,se lo voy a enseñar a mi madre porque le van a encantar,jajaja. A ver si encontramos caracolas así por aquí ;)
    Esta vez te he dejado dos propuestas,espero que no te importe. Una muy frugal,como a ti te gusta,jajaja,y otra muy especial.
    Un beso muy grande y feliz finde :)

    ResponderEliminar
  31. Ah que amor!insólito el lugar que usaste de maceta!queda divi!
    Confieso mucha añoranza por venir aquí pero con algo para aportar ...ya volveré!

    ResponderEliminar
  32. Me enamorè!!! De la idea, las fotos, las sucus, los colores, de todo!!!!

    ResponderEliminar
  33. Pero que ideas tan inspiradoras Marcela... Preciosas esas caracolas y esa bandeja...
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Qué linda reflexión, además de la idea que surgió de ella! Totalmente original! Besos y que tengas linda semana!

    ResponderEliminar
  35. Me encanta tu relato,me hace soñar!! Esa bandeja es súper chula, y los maceteros muy originales besotes de R&i!!

    ResponderEliminar
  36. Un post muy bello, reflexivo, poético para resaltar unas preciosas caracolas que casi no tendrían importancia sino escribieras tan bien y las realzases tan sabiamente. Puestas así, con las suculentas y sobre la bandeja quedan magníficas. Un beso.

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...