Welcome to our website !

Con luz propia

By lunes, septiembre 12, 2016




Dicen que todos tenemos un alma gemela por ahí.

La silla de hoy  resulta que tenia un alma melliza...
y digo melliza por que son iguales pero distintas,
y las 2 pasaron por el taller.

La primera la mostré hace un par de semanas 
y la pueden visitar nuevamente ACA
y la segunda es ésta...




Las mismas lineas hermosas que su hermana
y el mismo desastre en el asiento...










Después de desarmarla completamente,
reemplazar los resortes por madera,
goma espuma de alta densidad,
otra capa mas de goma espuma, ésta vez finita,
tela,
granpas,
 tachas,
pintura
y mucho cariño
quedó lista para reencontrare con su hermana.










Esta silla mantiene todavía el medallón en el respaldo
muy típico de este estilo francés que la otra perdió con el tiempo...













Va a vivir en la misma casa pero va a pasar la mayor parte del tiempo
en un ambiente diferente que el de su hermana,

El Panamá crudo que elegí para esta, es bien neutro,
mas elegante
 y
queda lindisimo con la arpillera mucho más descontracturada de la primera...




lo que muestra que a pesar de ser muy clásicos,
los muebles antiguos permiten ser transformados y adaptados a muchos estilos
y propósitos.





Las sillas son iguales,
pero las telas elegidas para los tapizados
son muy diferentes...








Estas sillas son ahora iguales pero diferentes...

muy muy parecidas pero con personalidades bien definidas
y nacidas las dos para brillar y lucirse.

Cada una de ellas tiene todo para lucirse por si misma
y la posibilidad de potenciarse cuando se junten.








Esta semana, seamos  como las sillas:
dejémonos unir por las coincidencias,
 celebremos las diferencias
y busquemos la manera de brillar con nuestra propia luz.

Feliz Lunes!

You Might Also Like

11 comentarios

  1. Las dos preciosas, a cada cual más bonita Marcela, sencillamente elegantes y me encantan las dos, no sabría por cual decidirme.
    Un saludo guapa y que pases una buena semana

    ResponderEliminar
  2. Preciosas las dos, cada una en su estilo, han vuelto a nacer y tienen vida para rato
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Vaya par de preciosidades!! Si caen en tus manos, eso es garantía de un buen resultado!!
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  4. Preciosas las dos! Besos, Estela T.

    ResponderEliminar
  5. Impecable trabajo con cada una de las sillas, estas mellizas son ahora hermosas!!

    ResponderEliminar
  6. Precioso trabajo y preciosa reflexión, Marcela.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Son preciosas, Marcela, y más después de pasar por tus manos. Y sobre todo nos gusta su espíritu decorativo: potenciarse la una a la otra a pesar de sus diferencias. ¡Aunque en realidad eso tendría que ser un espíritu de vida!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  8. Esas sillas son preciosas, tu trabajo impecable como siempre

    ResponderEliminar
  9. Bueno, bueno la has devuelto la vida, eres como una cirujana de los muebles, me encanta el resultado!!!

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado muy bonitas las dos, cada una en su estilo, una mas formal, y la otra un poco mas transgresora, pero las dos recicladas con mucho gusto. Aprovecho para preguntarte por la lámpara que aparece en la foto, la pantalla está hecha con malla de gallinero, no? es que la encuentro genial y muy original, y esto me va a dar idea para cuando caiga una parecida en mis manos.
    Besos Marcela!!!

    ResponderEliminar
  11. Fantastica recuperación y yo que soy una devota de la arpillera me quedo con esta, si no tienes lugar un día me ofrezco a adoptarla.
    Besitos

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...