Welcome to our website !

Reflexiones de Domingo

By lunes, agosto 22, 2016




Cuando era adolescente y llegaban las  6 de la tarde del domingo
llegaba el momento del desinfle...



el peso depresivo de saber que el lunes había que  indefectiblemente
volver a la escuela...





...y tirada en el sillón de mi casa recibía con pesadumbre
el triste momento de decirle adiós al finde.

Si, la escuela siempre tuvo ese efecto en mi. 




 Crecí, y algunas cosas cambiaron.
Mientras mis hijos estaban en edad escolar,
el blue del Domingo fue vivido estoicamente de pie
tratando de disimular ante la vista impresionable todavía de los chicos de la casa
mi  desagrado todavía intacto por la tan fatídica hora dominguera.


Los EstaTodoListoParaMañana?
se repitieron incansablemente por años
 alrededor de las seis de la tarde de los Domingos
mientras tachaba los días del almanaque
 que nos separaban de las tan ansiadas vacaciones.






Pero hay que reconocer
que esto de estar crecidita y vintage tiene sus ventajas...
no mas escuela es una de ellas!




Y cuando se acercan las seis de la tarde del Domingo,
a veces hasta me dan ganas de celebrar  lo que queda del fin de semana...








 y esperar una mesa en nuestro lugar favorito de Palermo,
donde te reciben con amabilidad y un surtido de panes exquisito
es un buen plan para recibir la proximidad del Lunes...




...o celebrar que sobrevivimos los años escolares
y estirar así el placer del Domingo.




"Los fines de semana son como el arco iris:
se ven hermosos a la distancia y desaparecen cuando te acercas"
~John Shirley~


You Might Also Like

16 comentarios

  1. Me encanta este pots Marcela, nos acerca más a conocer cositas de ti!!! Ah!!! y disfruta del domingo por lo menos hasta la media noche....besotes de R&i.

    ResponderEliminar
  2. Hay Marcela, tu nota me viene como anillo al dedo , ayer pensaba mientras se iban los chicos luego de pasar un domingo con asadito sol charlas, los sentimientos encontrados que uno tiene por un lado contenta y por otro .......que rápido se va todo resultado: siestita con marido, mate película velvet y tejido ¡Qué más pedir?

    ResponderEliminar
  3. Ay para mi el domingo es un día polémico, pero con Le pain cerca el bajón me pasa de un toque.
    Besos Marce !!!

    ResponderEliminar
  4. Tienes ese don maravilloso de escribir tan bien Marcela y quitarle lo blue de las últimas horas de los Domingos con tu sentido del humor.

    ResponderEliminar
  5. Que buena reflexión Marcela, aunque para mí los domingos no son blue, pero si tienen ese efecto de que se esfuma el finde y nos queda ganas de más. Así que ahora que no tienen ese efecto en ti, disfrútalos a tope. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cómo me identifico con esa sensación!
    Cada tarde de domingo caía sobre mi como una losa cuando iba al cole y ahora me sigue pesando a través de mis hijas so te todo en otoño. ¡Qué bien has reflejado esa melancolia!
    Me alegra que disfrutes de tus tardes ahora ya sin esa sensación.;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El lugar es maravilloso con esas cristaleras, suelos y rincones vintage, esas pared de plantas y sus mesitas a la espera de disfrutar de una buena comida: observo a Edu con expresión, no sé de si espero que Marcela acabe el report fotográfico o espero que llegue con prontitud el pan ;-)
    Yo todavía sufro las depres de los domingos por la tarde cuando Javier empieza el curso y eso ocurrirá el día 1 de septiembre, nos queda poco más de una semanita para acabar inexorablemente con las vacaciones... ¡Buena semana, Marcela! <3

    ResponderEliminar
  8. Gracias Marcela...Me encanta ese lugar
    un Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Adhiero a tu reflexión... las tardes de domingo tienen ese "no sé qué", que en mi caso, más que para el bajón pintan para la fiaca. Ningún día de la semana me agarra semejante fiaca como los domingos a la tarde, es inevitable!! Besos y que tengas linda semana!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Marcela, ya de vuelta de nuestras vacaciones y poniéndonos al día! Parece que esta entrada, y su reflexión sobre los domingos, la has hecho pensando en nosotras... No sabes la medio depresión que nos entra, aún nos sigue entrando, ese día por la tarde. Y la de veces que lo comentamos entre las dos. ¿Cuándo conseguiremos superarla, por favor?

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  11. Aún noto el nudo en el estómago del domingo por la tarde al pensar en la clase de latín que inauguraba el temido lunes en el instituto... La madurez nos deja ciertas concesiones y sería, cuando menos, torpe el desaprovecharlas...
    Sin embargo, en contraposición a la angustia dominguera estaba aquella sensación esperanzada y eufórica, como de tiempo largo, que experimentaba durante las últimas clases del viernes por la tarde : entonces no lo veía, pero ahora lo veo, era la del arco iris en la distancia, jiiii... !CARPE DIEM! (sea viernes lunes o cualquier día de la semana. O como leí no sé dónde -memoria de pez, mil disculpas al autor, "La vida es corta, ponte tacones")

    Abrazotes gordotes (de martes :D)






    ResponderEliminar
  12. No me he podido sentir más identificada, Marce. Será porque mis hijos aún están en edad escolar, pero la tarde del domingo es odiosa para mí. Como tú, intento que ellos no se den cuenta, pero me pesa y mucho.
    Creo que aún no he superado mi etapa escolar jajajaja y mira que ya estoy crecidita y vintage yo también!!!
    Supongo que empezaré a disfrutar los domingos cuando esta etapa definitivamente desaparezca de mi vida y la de los míos.
    Me parece fantástica tu manera de alargar el disfrute de este día. Para todo eres maestra.
    Espero no descolgarme ya del mundo bloggeril y estar estable definitivamente, que entre un descanso obligado y problemas variados después, me he perdido varios findes frugales (lo cual me apena muchísimo) y he estado como el Guadiana, apareciendo y desapareciendo.
    Un beso fuerte, querida amiga.

    ResponderEliminar
  13. ¡Holaaa Marce! Pobrecitos los Domingos,al final nunca se pueden disfrutar como se merecen,ya que nos ronda siempre el "mañana es lunes",y en vez de aprovechar el momento,nos invade esa sensación de ir contra reloj,de que se está acabando el disfrute, Y más cuando son las 22 horas,aaaah,jajaja,qué horror! pero bueno,esto funciona así,sea por el cole,o el curro,los Domingos siempre nos hacen pensar...menos cuando al día siguiente es Festivo ;) jajaja.
    Buen post reflexivo!! Que tengas feliz semana.
    Besos! :)

    ResponderEliminar
  14. DE CHICA LOS DOMINGOS NO ME HACIAN GRACIA...Y AHORA MUCHO TAMPOCO.
    ME ENCANTAN TUS FOTOS ESOS CRISTALES...
    DIVINO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  15. Que sitio tan bonito Marcela, yo también despediria el fin de semana tan contenta en un lugar como ese, muackkkk

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...