Welcome to our website !

Otra vuelta de vida

By miércoles, agosto 17, 2016 ,




Sillas antiguas en excelente estado son difíciles de conseguir.

En excelente estado me refiero a  que están firmes,
con los respaldos en buenas condiciones,
que pueden soportar peso sin sacudirse de un lado a otro...

todo lo demás se puede solucionar...





La pintura que a la dueña no le gusta por ejemplo...




...o la tela del asiento que ha visto tiempo mejores
y que desesperadamente pide  
-Cambio!




...la misma tela que antes de retirarse para siempre
servirá de molde para la nueva...

Como la tela elegida es arpillera y la trama es abierta,
corto un poco mas grande que el molde
para tener lugar para hacer un dobladillo
antes de doblarlo y sujetarlo con grampas en la parte de abajo




...bien tirante,
de un lado y de otro...







Pequeños pliegues en las esquinas frontales
y tachas para tapicería...









Una vez seca la pintura nueva,
el decapado es mucho mas sutil.

mi trabajo no es esconder la belleza de los detalles sino destacarlos,
dejarlos que asomen tímidamente
permitiendo que la madera oscura original  se luzca...





Estoy segura que las letras y números que le estampe en el asiento
no pasaron desapercibidos en la foto anterior...


El secreto para que la pintura no se "escape" por debajo del stencil
y te deje bordes corridos y diseños desprolijos?
Un pincel muy seco.
Descarga la pintura sobre un papel
hasta lograr que el pincel parezca casi seco.
Al pasarlo por encima de la tela, se debe ver casi como un sombreado,
casi casi como que no estuvieras pintando...

Stencil perfecto!













Cuando la mesa de trabajo es visitada
por sillas antiguas en perfecto estado,
es todo un placer renovarlas y actualizarlas...









es re lindo prepararlas para otra vuelta de vida!





You Might Also Like

12 comentarios

  1. Qué buena que te quedó la impresión sobre arpillera! La silla quedó preciosa!

    ResponderEliminar
  2. El austero sintetismo de la arpillera adquiere un aire industrial con la impresión en negro. La vieja silla, a buen seguro, como cuando salimos de la pelu con un nuevo y buen corte de pelo, ha de sentirse segura, rompedora, rejuvenecida, guerrera.
    Entre tanto, tu renovada silla me hace mirar hacia mi "ombligo-sofá", tan sólido en su magnífica estructura de muelles, como bochornoso en la espuma desmigada que asoma ya, en brazos y respaldo, por la funda que le hice -hace ya 20 años,cómopasaeltiempoooo- para tapar las incipientes roturas del lino inglés de su tapicería original. (Esta loca te cuenta su vida -interiorística y decorativamenteme hablando- pero entenderás, Marce, que viendo tu silla -y mi sofá- una necesite desahogarse... Aydiositoporuquéestarásalotroladodelcharcoynoacá ;D)

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
  3. Es hermosa!!! Y encima la dejaste de sueño!! Bravo

    ResponderEliminar
  4. Arpillera más letras más blanco es una combinación ganadora siempre...Ojalá esa silla fuera mía...quedó divina!!!

    ResponderEliminar
  5. Es genial el cambio que le has dado!!
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  6. Preciosa!! no tengo más palabras, eres toda una artista!!

    ResponderEliminar
  7. Pero que bonita te ha quedado, Marcela!!!, la verdad es que tus trabajos nunca me dejan indiferente. Para mí eres una grandisima artesana, y muchas gracias por espricar la técnica del estencil, ahora estoy tomandole el truquillo pero con lo que tu has compartido lo voy a poner en practica y creo que me va a ayudar mucho. Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Un acierto total la arpillera con el estampado de stencil para conseguir esta silla totalmente actualizada y lista para su nueva etapa, Marcela: pura magia en tus manos ^-^

    ResponderEliminar
  9. Has tenido buema suerte Marcela, encontrar una silla en buen estado no es lo común.


    Ahora espera lucirse con su nuevo look.

    ResponderEliminar
  10. Como siempre Marcela, me fascina todo lo que haces y cómo lo explicas todo!
    Besos,
    Anne.

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...