Welcome to our website !

Contando estrellas

By miércoles, noviembre 11, 2015 ,

5
4
3?

Cómo medir las estrellas
cuando el lujo y el comfort tienen poco que ver
con el room service, el chef del restaurante, el gimnasio o la pileta del lugar?

Desde el momento en que Marie abrió su puerta,
yo sabía que las mediciones convencionales en estrellas
se habían evaporado....




o mejor dicho,
que habíamos llegado a nuestro pedacito de cielo
y que tendríamos muchas estrellas para contar...





Las sábanas antiguas de lino,
amorosa y trabajosamente planchadas por Marie
fueron solo el comienzo.





Si, eso es auténtico "Redwork",
(una técnica de bordado con puntos muy sencillos
 hechos todos en hijo rojo)
Un trabajo típico del 1800
cuando se bordaban las iniciales del matrimonio
en cada pieza del ajuar...











...estábamos en el sur de Francia,
por lo tanto el toile no podía faltar...







Probablemente la cama más "lujosa"
en la que alguna vez he dormido...





Hablando de dormir...

Shhhh...Edu está en su quinto sueño,
mientras tanto,
vamos a la cocina que les muestro el resto...

Es chiquita y aún así no se por donde comenzar!
Tal vez por la cortina hecha con repasadores antiguos
que ayuda a esconder las ollas y utensilios de cocina











o tal vez,
si levantamos la vista,
por la colección de enlozados que hizo que mi corazón
se salteara un latido...












El laurel,
el baldecito de zinc,





los repasadores en el perfect composé




y el cuadro pintado por la misma Marie,
todos lujos que no podría imaginar
no estuvieran donde estaban...





Justo atrás nuestro,
la pequeña mesa donde compartir el café mañanero
..y una que otra croissant...





A ésta altura de los acontecimientos y descubrimientos
yo sabía que Marie y yo compartíamos un gusto o dos
por las cosas con historia





por eso es que tuve que levantar el mantel perfectamente cuadriculado
que dejaba asomar pintura perfectamente descascarada





y detalles que no figurarían
en ninguna lista de ammenities de ningún hotel...















Pero las cosas de las que enamorarse
no terminan ahí y aunque es temprano,
 una visita al jardín es imperdible.










Se imaginan la calidad de los sueños forjados
en ésta cama antigua de hierro
en el medio de un jardín en Carcassonne?
















Desde allí la vista salta de una cosa a la otra
sin descanso, despertando la tentación
y el acercarse a ellas es imperativo...



























El Otoño se había presentado ya en La Provence
y las hojas cubrían mucho de los tesoros de Marie
pero yo quise fotografiarlos tal cual se me presentaban los objetos,





respetando lo que la Naturaleza había creado
por miedo a mover algo e interferir con un 
trabajo magistralmente ejecutado...




















La casa de Marie está ubicada al pié de La Cité,
la ciudad medieval en Carcasonne, Francia
un pueblito con todo el encanto y la historia que uno imagina y espera.
Con callecitas empedradas,
puertas y ventanas que harían la delicia de cualquier
Instagramero o fan de Pinterest.

Un lugar donde perderse,
soñar,
inspirarse...





...un lugar donde colgar el sombrero después de un día de caminatas...




 y el corazón después de contar tus propias estrellas...




el estudio de Marie es el lugar perfecto
para recorrer el sur de Francia
y yo estuve allí.




 Marie nos invitó a conocer su hogar,
el lugar donde ella sueña y se inspira,
pero eso es material para otro post!



You Might Also Like

35 comentarios

  1. HERMOOOOOSO todo, todo! Gracias Marcela por compartirlo! Espero ansiosa más posteos sobre tu viaje a Europa.
    Un beso
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Increíble viaje virtual !!! Hermoso lugar !! Imperdible !!!! Beso

    ResponderEliminar
  3. que hermoso Marce!!!! todo tu estilo en un lugar! te sentias "como en casa" Segui mandando fotos y escribiendo tan lindo, vos revivis tu viaje y nosotras viajamos un poquito! Besos

    ResponderEliminar
  4. Un encanto el lugar y los objetos , justo para vos Marcela y para nosotrxs tus seguidorxs , ya ansìo ver màs.

    ResponderEliminar
  5. Ese lugar fue hecho para vos Marce!! Quiero saber por favor cómo llegaste hasta ahí!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte, la intuición y Air B & B! jajaja

      Eliminar
    2. Me inclino más por la primera y la segunda. Nada es casualidad!!

      Eliminar
  6. BELLO - BELLO - BELLO!!!

    ResponderEliminar
  7. Cuanta belleza nos muestras, Marcela, esas enaguas compartiendo espacio con un cuadro del amor de Dalí, esas lozas que también han hecho saltar mi corazón, esa cama de forja donde duermen las hojas del jardín, he visto muchas estrellas en esta entrada y todas brillan con luz propia.
    Un besazo muy grande.

    ResponderEliminar
  8. AAAAHHHHHH!!! Perfecto!!!
    EstelaT

    ResponderEliminar
  9. ¡Un lugar absolutamente maravilloso!
    Acogedor, cálido, chic, shabby, vintage..... Se le pueden dar tantos calificativos.... Divino
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. QUE PRECIOSIDAD!!!!
    ME GUSTO TODO ESAS TELAS...
    EN ALGUNA FOTO PARECE MI CASA DE CAMPO...
    ASI COMO MI CAMBALACHE DIVINO..
    LINDO VIAJE SI.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  11. Adoramos la casa de Marie! Es real o hemos soñado?
    Morimos de amor por cada detalle!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho este paseo por todos los rincones de su casa, y con ganas de seguir viendo el resto...
    Ciaooo

    ResponderEliminar
  13. Ufs que lindo lugar! le doy como 6 estrellas...adoré los calzones antiguos colgados, la cama en el jardín... las sábanas!
    En fin... un verdadero paraiso, que quizás otro podría ver solo como"una casa con cosas viejas"
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Qué mágico Marce! Es increíble pensar que existen estos lugares llenos de detalles para descansar y vivir fuera del tiempo. Sin duda no hay estrellas para calificar una experiencia así. Besos

    ResponderEliminar
  15. qué hermoso Marce!!,me enamore con tan solo mirar las fotos que tomaste!!.Espero ansiosa la próxima entrada.Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Marce,... que lugaaar !! mi curiosidad me llevó enseguida al google maps y esa villa es mágica !! esas callecitas empedradas con tantos bares y tiendas tan variadas me maravillaron ! un viaje de ensueño ,gracias por compartir.Besos.

    ResponderEliminar
  17. Guau! Esa casa de Marie es en verdad una joya en cada rinconcito en donde te asomas, que encantaron las fotos!
    bs!

    ResponderEliminar
  18. Hola Marce que lindo viaje y que lindas imagines comparte con nosotros. Yo conoci este encanto de lugar el año pasado cuando fuimos a la Provence y todo el tiempo cuando veia estas cosas yo pensava en ti ,realmente fuiste donde la belleza esta en toda parte y en lo sencillo ..Marce me encantaria hacer un paseo como este a tu lado admirando tu encantamento por el Shabby. Besos y te felicito por el texto y por las fotos.
    Carla

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Sin duda de lujo!!
    Un lugar mágico para soñar, perderse y enamorarse.
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  21. Por favor, no me puedo creer lo que acabo de ver. Qué lugar tan mágico y tan lleno de detalles para morirse de amor por ellos. Esa mesa de cocina divina, con ese tirador que es un sueño, esa cama en el jardín... bueno, es que es todo! Un rincón de cuento en el que podrías pasar días enteros deleitándote a cada paso.

    ResponderEliminar
  22. Me encantan todos y cada uno de los detalles que nos muestras.
    Un lugar precioso e inspirador, has sido muy afortunada de poder disfrutar de él.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  23. Nos has hecho recorrer la Provenza con tu relato, Marcela. Ninguna de las dos conocemos la zona, pero esta casa refleja todo lo que nos habíamos imaginado de la vida en esa preciosa región. Cada detalle da sensación de hogar, cálido y vivido. Nos ha emocionado.

    Besos a montones de las dos.

    J&Y

    ResponderEliminar
  24. No hay palabras para tanta belleza, y me refiero a la visual y la de tus palabras. Ahora mismo me siento en la Provenza . Nos lo has relatado con tanto cariño y romanticismo que estoy embelesada. La lindísima casa es tan hogareña, con esos rincones tan vividos y ese precioso jardín. Todo es una pasada Marcela. Tenéis que haber disfrutado muchísimo y así lo espero.
    Te envío muchos besos y muchas gracias por haberme hecho sentir así de bien, en este ratito que he recorrido tan bellos parajes.
    María

    ResponderEliminar
  25. Qué sitio más bucólico Marcela!!! Imposbile de medir con estrellas, porque allí hay un universo infinito de ellas :) cada objeto, cada rincón.... me he quedado embobada, qué lugar más encantador y mágico!!!

    ResponderEliminar
  26. Que lindo! Que paz se debía sentir en un lugar así... Sin duda atesoraras los recuerdos por mucho tiempo...

    ResponderEliminar
  27. Parece un remanso de paz, donde seguramente se pueden ver y contar las estrellas
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. PERFECTO, un lugar bohemio, sencillo, pacífico y bien provenzal... te felicito por hospedarte en un lugar soñado... y mil gracias por las fotos
    Patry.colo

    ResponderEliminar
  29. Creo que es el lugar donde me gustaría pasar el resto de mi vida. La cocina es preciosa. Pero creo que, sin duda, lo que más me ha gustado es la cama de hierro del jardín.
    Muchas gracias por pasarte por mi blog, te admiro mucho y es un honor.
    Un beso,
    http://seamonds.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  30. Un lugar de ensueño.....!! Imposible imaginar un lugar así ........

    Te imagino como Alicia en el país de las maravillas.

    ResponderEliminar
  31. Qué ganas tenía de encontrar un momento para ver tranquilamente cada fotografía, dejarme trasladar por tus palabras a este hotel milestrellas de inspiración al sur de Francia del que ya me anticipaste que me iba a fascinar... Wow y requetewow!!!!

    ResponderEliminar
  32. El lugar perfecto par avos y para muchos Marce!! que divino!!! Te imagino atada a alguna puerta (por vos misma!) el dia que te tenias que ir de ahi! como hiciste?! Divino divino. Beso!

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...