Welcome to our website !

Elevando lo cotidiano

By miércoles, agosto 19, 2015

"Elevar lo cotidiano"
fué una frase que traduje casi literalmente,
hace unos cuantos años atrás
de una publicada en mi revista favorita, Country Living.






La hice descaradamente mía
por que fué la primera vez que ví en blanco y negro
y con claridad absoluta 
una buena definición sobre  mi profesión


Elevar lo cotidiano.






Hacer que aquello simple,
común y de todos los días sea, de alguna forma,
especial...
transformar aquello que ya tenemos,
darle una nueva oportunidad a lo usado,
verlo bajo otra luz
y así.
volver a enamorarnos de la cotidianeidad.








Te invito a que hagas lo mismo,
o que sigas haciéndolo,
por que todos necesitamos volver a lo simple,
y qué necesita ser más elevado 
que el mundo que nos toca vivir?











You Might Also Like

16 comentarios

  1. Lovely and very bright!!!
    Happy days
    Elisabeth

    ResponderEliminar
  2. Gracias por eso Marce! Gracias por estar ahí haciendo que lo cotidiano se transforme en maravilloso. Hoy publiqué tu entrevista en Intensional y creo que todavía me dura la emoción. Como explico en la presentación, más allá de tu creación y la forma en que podés comunicarla, tu blog es muy especial porque forma parte de mi historia personal. Creo que somos unas cuantas las que de tu mano fuimos "elevando" la rutina, Besos enormes!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Marce, por recordarnos esto tan importante y obvio, pero que tan a menudo se tiende a olvidar.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Que razón tienes!!!
    Gracias por elevar lo cotidiano y hacerlo especial en cada una de tus entradas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. SI CIERTO.
    NO POR ESTAR TAN OBVIO NO DEJA DE EN UN MOMENTO VERLO PRECIOSO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  6. Totalmante de acuerdo!!! que tengas un buen día,un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola. a medida que cumplo años y gano madurez valoro lo cotidiano, los pequeños detalles, darle nueva vida a lo que ya tengo... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  8. Una frase sublime que viene a demostrarse a la práctica con cada trabajo que realizas Marcela!!
    Precioooso!!

    Menchu
    Un Pedacito de Luna

    ResponderEliminar
  9. Me encanta ésta idea., y por eso la aplico en mis ambientaciones. Utilizando los objetos porpios del que organiza la fiesta y sumándole un detalle de naturaleza ya sea co flores o plantas.
    La palabra que yo suelo usar es resignificar tus propios objetos.
    felicitaciones porque vos loa haces maravillosamente !!!!!
    Beso

    ResponderEliminar
  10. Qué hermoso valorar lo cotidiano, cuando avanzamos en edad valoramos más este aspecto, saludos

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo Marce....elevando lo cotidiano encontramos cosas a nuestro alcance que esperan una lavada de cara, un mimo, un detalle....una oportunidad....cerca nuestro...sin necesidad de buscar demasiado. Ah y me encantó la entrevista que te hizo Paula de INTENSIONAL !!!!! bss

    ResponderEliminar
  12. ¡Ooooooh, cómo me ha gustado tu publicación de hoy, Marcela!
    Es cierto que, muchas veces, no miramos lo suficiente alrededor. Yo me emociono muchas veces con cosas muy pequeñas o sencillas. Por supuesto, también con lo grandioso. A veces puede ser un ovillo de cuerda, un trocito de tela bonita, el tacto de una pared de piedra o la textura del metal oxidado...Además de transmitir sensaciones, son muchas veces, elementos inspiradores. Hay que abrir más los ojos, pero también el corazón.
    ¡Un fuerte abrazo, maestra!

    ResponderEliminar
  13. Así es!!!! Nunca mejor dicho! Besos Estela T.

    ResponderEliminar
  14. estoy totalmente de acuerdo contigo Marcela , es lo que tenemos a la mano del dia a dia lo que tenemos que embellecer

    ResponderEliminar
  15. Bonito post, Marcela!!
    decorando de corazón

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Muchas gracias por recordarnos que lo cotidiano es lo verdaderamente importante!!
    Bonita definición para lo que hacemos. ;))
    Besitos

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...