Welcome to our website !

Viejo y olvidado

By miércoles, octubre 29, 2014 ,

Hay cosas que no vuelven más.

Los zapatos de charol negro los días de fiesta.
El darle de comer a las palomas en Plaza de Mayo.
Los temas lentos en el baile del club
El teléfono amurado a la pared con el cable corto...
muy corto!


La valija de cuero para llevar los útiles a la escuela.
Los botines de fútbol negros...clásicos.


Los cospeles para el teléfono público.
La púa del Winco!!


Hay cosas que no vuelven más y produce nostalgia solo recordarlas,
debe ser por eso que no me pude resistir a levantarlas de la calle...












Tiradas al lado del container de la basura
(muy pocas veces no me pongo histérica
cuando la gente no tira las cosas adentro del tacho...
ésta fué una de ésas veces).










Viejas,
olvidadas
y marchitas...

















...pero nada que no se pueda disimular con un poco con vapor de agua.

(Cuando las flores de tela están muy arrugadas,
poner a hervir agua en una pava y una vez que el vapor 
comienza a salir por el pico,
acercar las flores al vapor con cuidado de no quemarte!!.
Es increíble como reviven!)












Las rosas me regalaron un poco de Primavera Vintage...
























Las marrones me recordaron del Otoño que se fué...











Gracias a Nika y Lorena
que me dieron la excusa perfecta para mostrar éste tesorito callejero de hoy.

Hay mucho más para ver en
y mucho de ello es imposible de olvidar...












You Might Also Like

25 comentarios

  1. Simplemente Preciosas!
    Un buen truquito lo del vapor de agua.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Lindas!! Me apunto el truquito del vapor de agua.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Preciosa reflexión la que lleva implícita esta entrada, Marcela. No conocía el truquito del vapor y me viene de perlas para mis flores de tela (alguna lleva décadas conmigo, pero almacenan tantos recuerdos que no quiero deshacerme de ellas).

    Abrazotes desde España. Curioso, tus marrones del otoño que marchó son los marrones de este otoño que nos llega...

    ResponderEliminar
  4. El maletin de cuero.....ese si que puede quedarse en el olvido!!! Que incomodo que era porfavor!!!! y encima lo poniamos en la silla, atras de la espalda, peor aun!!! como las maestras no nos decian que lo pongamso en otro lado!!! jejejeje

    ResponderEliminar
  5. Mme apunto ese truco, me parece fantástico.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por compartir el truco. La primera vez que compré flores de tela para decorar una fiesta, me pasaron otro truco que funciona para darles cuerpo: usar el secador de pelo. Funciona, lo aseguro. Personalmente no soy fanática de las flores artificiales, pero me enamoré de las fotografías. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Ay marcela cuantas cosas no vuelven pero están los recuerdos...menos mal...
    Pobres rositas...aunque ahora están mejor que nunca.... Gracias a ti y tu truco...que no sabia ,por cierto...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Marce, te enlazo en la quedada!! todavía estabas a tiempo, tienes todo el día de hoy, no sé que pudo pasar!! Gracias por sumarte este mes con este precioso post.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No soy muy fanático de las flores de tela, sin embargo las uso, pero éstas que mostrás acá, que supieron ser parte de glorias pasadas, las amo, esas sedas, esa calidad ya NO VIENE más.
    hermoso post!
    hace rato no participo de l marco de Nikka!
    Besos!
    Lau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco me gustan las flores de tela nuevas...pero las viejitas tienen ése no se qué!!!

      Eliminar
  10. Me encantan las flores con esa esencia a pasado. Gracias por el truco Marcela, en cuanto lo necesite, lo pondré en práctica.
    ... Besos, Paki :)

    ResponderEliminar
  11. Qué post más auténtico en conjunción imágenes+palabras, Marcela, porque nos has hecho recordar tantos iconos de nuestro pasado y mostrar cómo revivir esas flores para proporcionarles una segunda vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que suerte que tenes de encontrar estas cosas tan lindas, a mi nunca me pasa, bue que vamos a hacerle!! Pero DIVINAS las composiciones de las fotos, tu buen gusto da para TODO!!!! Veo mucho Rachel Ashwell en tu vida, jajajaja. Bssssssss Cristi

    ResponderEliminar
  13. Bello post y bellas flores Marcela!!!
    Suerte que no cayeran adentro del tacho, eran para ti, el truquito del vapor lo apunto, besos

    ResponderEliminar
  14. Precioso post, Marce! Todo sensibilidad! Y el truquito me lo guardo! ;)
    Bsos
    Leo

    ResponderEliminar
  15. QUE LINDAS FLORES!!!!
    TENGO UNAS PARECIDAS DE UN SOMBRERO DE MAMA ...
    SON PRECIOSAS !!
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  16. Realmente las reviviste y además, tuviste mucha suerte porque esas flores de tela son más lindas que las habituales. Beso.

    ResponderEliminar
  17. Cuanta razón llevas! Parece mentira que alguien se pueda desprender de algo tan bello. Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Qué bonitas!! La verdad es que fue una suerte que te las toparas en tu camino!! :-)

    Un besazo y gracias por compartir!!

    Laua

    ResponderEliminar
  19. Muy bonitas como te quedaron las flores y me encanta la foto de la calabaza, genial el post.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. debe ser que ando medio de capa caída, pero ayer le pasé por al lado a un cajoncito de madera largo u finito que hubiera sido tu festín...
    a mí tampoco me gustan mucho las flores de tela, me dan "artificial", pero estas añosas me encantan
    Besos
    (no me olvido del desafío de escribir a mano, es que se me rompió la cámara) :(

    ResponderEliminar
  21. Me encanta este post, Marcela.
    Las palabras... (esos zapatos de charol negros...), las fotos.. (esas flores recuperadas...), todo con un tono de melancolía muy propio para el tema.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  22. Que bonito el post, con ese aire tan nostálgico!!!!, y esas flores desde luego un milagrito es lo que has hecho con ellas. Me apunto el truquito para revivir alguna flor de tela marchita!!!!. Bss.

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...