Welcome to our website !

Mirá lo que me encontré...

By martes, agosto 28, 2012 ,


una pared vacía!
En mi cuarto, 
al costado de la cama,
esperando que le preste atención...

Look what I found...
An empty wall!
In my bedroom.
next to my bed,
waiting for my attention...




Por suerte también encontré algo
necesitando una pared vacía...

Luckily I also found something
in need of an empty wall...






Mi perchero de escuela es viejito,
tan viejito y con tantas marcas
que por un momento pensé que era mejor masillarlo y pintarlo...
pero solo por un momento...


My school hooks are so old
and so full of time marks
that I even thought about fixing and repainting them...
but that only lasted one short moment...















Por que después pensé:
Cómo perder la pintura original
en ése color tan perfecto para mi cuarto??
Naaaaaaaaaa


Because then I thought:
How can I loose the original paint
in such a perfect matching color for my room?
No way!!!



















Ahí está,
viejito,
marcado,
imperfectamente perfecto
tal cual me gusta a mí!


And there they are,
old,
full of holes,
perfectly imperfect
just the way I like it!











Tenés planes para mañana?
Date una vueltita que tengo tutorial ecológico!



Do you have any plans for tomorrow?
Stop by...a have a tutorial to show you!








You Might Also Like

25 comentarios

  1. Nunca pensado que ibas a intervenir tu pared con percherito del cole...Y es verdad,el color queda perfecto!!Un hallazgo mas,Marce!beso!

    ResponderEliminar
  2. Viejito y bonito.

    Saludos y buen día, hasta mañana, pues.

    ResponderEliminar
  3. Quedó super simpático el perchero!!! Me gusta!!
    beso

    ResponderEliminar
  4. No parás Marce! siempre encontrando un tesoro nuevo!
    Un placer enorme conocerte ayer. Te mando un beso, Vicky

    ResponderEliminar
  5. Ahhh!!! Divino el perchero! y la
    vignette!,y perfecto el color!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. El toque que le faltaba a la pared!! quedo genial!
    Besote

    ResponderEliminar
  7. Debe haber quienes piensen en "viejito, gastado, despintado". Yo pienso en "vivido, disfrutado, con ganas de otra vida"

    ResponderEliminar
  8. Me encantó que lo dejaras tal cual.

    ResponderEliminar
  9. ahhh cuando yo iba al jardin!!!habia uno asi para colgar la bolsita!!

    ResponderEliminar
  10. Has hecho muy bien en dejarlo como estaba...¡el montón de cosas que se pueden colgar en el!
    Enhorabuena por tu participación en ese programa ,he intentado ver el video pero no he podido (me dice que no está habilitado para mi país),una lástima porque me encantaría verte en acción
    Un Beso

    ResponderEliminar
  11. Llevaba mucho tiempo sin pasar por aquí pero mañana no me lo pierdo!!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Esa pared y ese perchero eran el uno para el otro,perfect match!
    besos mil!

    ResponderEliminar
  13. me encantan los percheros! yo tengo uno que no encontró su lugar todavía y tiene letras de una muebleria antigua,a ver si me inspiro!!!con tu post!
    cariños
    Natalia

    ResponderEliminar
  14. Divino el prechero!
    Mañana me doy una vuelta a ver con que tutorial me sorprendés!
    Beso grande

    ResponderEliminar
  15. Hola Marce,

    Estas como el Midas,todo lo que tocas se hace oro.....
    Mañana no perco el tutorial.
    Besitos,
    Carla

    ResponderEliminar
  16. No puedo creer que aun tenías esa pared sin nada! :) Quedó divino!

    ResponderEliminar
  17. nunca! una pared vacia nunca! queda genial ese percherito.. tan viejito, tan azotado por los años.. menos mal que tuviste la lucidez de no masillarlo!
    abrazo! mañana no falto!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Tiene muchísimo encanto ese perchero viejito, menos mal que no le sacaste sus marcas del paso del tiempo, porque le aportan muchísima personalidad.
    Me chifla esta última foto!! es un rincón espectacular.

    ResponderEliminar
  19. Menos mal que no lo restauraste, Marcela, porque hubiera perdido todo el encanto, con ese maravilloso color tocado por la mano del tiempo.
    Te quedó precioso el rincón y los posavasos de hoy no menos. Me hubiera gustado estar allí en el momento que le explicabas al jardinero tus ramas en rodajas cual merluza en la pescadería.
    ¡Tú siempre sorprendente!
    Besos

    ResponderEliminar

Soy toda oidos...